Cita

Reflexiones

Ni los dioses pueden hacer nada cuando se proclaman destinos tan funestos, sólo queda la ley de los hombres; y es en aquel momento cuando los dioses callan y los hombres juegan al azar de la virtud y el valor, en un hilo sutil como el humo se decide la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s