Un segundo previo

El sonido reverberaba por las esquinas del auditorio, la vibración de cada nota se reproducía en la mente de los espectadores. Se tocó la última nota y quedó suspendida en el aire acompañada de su gesto de cierre. La yema del pulgar tocó suavemente la del índice. Su leve sonrisa atesoró ese segundo de magia que aguarda antes del aplauso. La gloria antes de la gloria. El cosquilleo anterior al orgasmo. El estertor previo a la muerte.