VI Carta a la flor de té. Volar

Es en ese momento cuando todo se vuelve azul, se llena de una magia trémula y difusa que se disipa como el humo, que me empapa como la lluvia, como el mar en una ola. Todo son luces. Me encandila. Vuelo. Vivo en un sueño del que no quiero despertar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s