Poesía de calendario

Me enamoré del viento, y perseguí el aire. Sintiéndote pasar, y venir, y alejarte, y volver, jamás prisionera, me quedé dormido. Una flor en la boca me despierta, y ahora que soy un pájaro, paso, vengo, me alejo y vuelvo. Jamás prisionero, pero contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .