Träumerei

Los sueños, la vida; hay veces que la línea es tan fina y borrosa que llegan a ser una mezcla.
¿Viviremos en el recuerdo de un sueño? ¿Permaneceremos atados a una ilusión, a una reminiscencia difusa y efímera? O por el contrario… ¿Arrancaremos al sueño su ficción para hacer de él una realidad, un ente tangible?
¿Somos dueños de nuestro destino? O ¿Vivimos atados a una predicción, a un conjuro de astros?
Una cosa es segura, ante la duda, ante la incertidumbre, es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad.

2 pensamientos en “Träumerei

  1. Como tú me dijistes a mí un día… lo simple es auténtico, y por auténtico es difícil que salga, pero no deja de ser hermoso y sin igual. La creatividad y la imaginación nos hacen únicos, verdaderos y sin máscaras, nos hacen relacionarnos con los demás y sobre todo con nosotros mismos, nos hace conocernos un poquito más.

    Muchas veces en nuestra corta existencia, se presentan muchas ocasiones como la que acabas de describir. Ocasiones en las que te gustaría no despertar por lo bonito que era el sueño, por lo real, por lo hermoso que se soñaba y que se ahelaba que fuera realidad. A veces, es peligroso estar danzando entre esas dos fronteras, pues no tenemos magia suficiente para distinguir y podemos engañarnos y decepcionarnos tanto al despertar que, regalaríamos nuestra vida a la locura.

    ¿Qué te parecería si pudieran ser todas las cosas que describes? Podemos ser dueños de nuestro destino porque podemos decidir y darle rumbo, pero también puede estar todo escrito, como un sin fin de historias por cada posibilidad que podamos elegir. Puede que un día los astros acierten y seamos afortunados, incluso que hayamos tenido una vida pasada como alquimistas o magos. Yo no dudaría en que mis sueños se han hecho realidad, y otras veces, que he vivido más en sueños y me he engañado a mi misma.

    Todo puede pasar Emperador de la Luz. Yo seguiré con mi vela, que me guía a todas partes. Pediré deseos y me sumiré en los rituales de la magia para dar rienda suelta a mi ilusión como una niña, porque me gusta creer.

    Ayer, en la noche de San Juan, volví a encender una vela para mantener viva la ilusión, la sorpresa y la magia. Espero que la hayas aprovechado tan bien como yo.

    Un abrazo =).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s