Soñando deseos, deseando promesas, prometiendo sueños

Y ahora sólo me queda hacer acopio de mis prejuicios, de mis mentiras, de mis excesos.
Ahora, con los ojos cerrados, hago inventario de derrotas, de todos aquellos momentos en los he fracasado, que por intentar hacerlo todo mejor lo he empeorado, de razones que jamás he tenido, de deseos que aún siguen prisioneros, de recuerdos por los que he llorado, recuerdos por los que sigo llorando, de mentiras que me esclavizan, de verdades que me torturan, de sentimientos que por miedo no expreso, de palabras que no fueron mías, de amigos que volaron y de enemigos que nunca lo fueron, de todas las mañanas que me quedan por ver, de todos los besos que me he guardado, de todas las veces que te he desnudado, de todos los faros que alumbran mi camino y la oscuridad que me acompaña en la penumbra, de los seres que en mi cama me perturban, de ruidos que en la calle me angustian y de todos los silencios que atesoro, de palomas que nunca han volado…
Pero me conformo con ver, manejando su rutina, a seres que ignoro, a coches que truenan, y sin rumbo, se dirigen al final de la calle; me conformaré con contemplar cómo una nube se esfuma en un fondo de cielo gris.

window

Un pensamiento en “Soñando deseos, deseando promesas, prometiendo sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s